¡Esta es la cumbia de la boda!

¡Señorita capullo acepta usted
como esposo al señor sorullo!
ella, ¡ay si acepto!

¡señor sorullo acepta usted
por esposa a la señorita capullo!

el, ¡si acepto!

Había una vez en
mi pueblo un matrimonio
Tibio como la mantequilla
yo puedo dar mi fe
y mi testimonio
que lo que digo no es
ninguna mentirilla

Del matrimonio
nacieron nueve hijos
ocho salieron
rubiecitos
yo lo vi ami nadie
me lo dijo
que el noveno resulto
ser bien negrito

El marido soporto por
muchos años pero
a la larga el silencio
le hizo daño
decidió confesar a su mujer
a si lo hizo y ahora
ustedes van a ver.

Oye capullo
a todos los quiero igual
todos son angelitos
y los llevo aquí en el alma
pero hablemos del negrito
sin perder la calma

El, ¡dime capullo es hijo mio el negrito!

Y ella le contesto
y ella le contesto
oye sorullo, el negrito es el único tuyo
oye sorullo, el negrito es el único tuyo.

el, ¡como va ser!

oye capullo a todos los quiero igual
Y a qui la boma estallo
el matrimonio acabo
ella se fue con los 8
y bel con el negro cargo.