Me quedé tantas veces enredado en tus brazos de hiedra
Y he trepado mil veces a tu cima de fuego
He sembrado sin prisa cada parcela tuya con mis besos
Y después de mil lunas aún te quiero
Aún te quiero, aún te quiero, aún te quiero

En ese mar de gente me sentí tan solo
Disimulando la necesidad de verte
Te he sido fiel porque en mi soledad estabas tú
En el silencio pude imaginar tus pasos
Y cada noche oscura la soñé contigo
Y al despertar calladamente sonreías tú

Ascendí tantas veces a ese cielo de tu mirada oscura
Me entregué tantas veces sin un punto de duda
Penetré tus secretos y ladrón me hice dueño de tus playas
Y después de mil lunas aún te quiero
Aún te quiero, aún te quiero, aún te quiero

Mi mundo se resume solo en ti y nada más
Mi vida está vacía si no estás conmigo
Te he sido fiel porque en mi soledad estabas tú
En el silencio pude imaginar tus pasos
Y cada noche oscura la soñé contigo
Y al despertar calladamente sonreías tú