De piedra ha de ser la cama
De piedra la cabecera
La mujer que a mi me quiera
Me ha de querer de a de veras

Ay, ay, corazón por qué no amas

Subí a la sala del crimen
Le pregunté al presidente
Que si es delito el quererte
Que me sentencien a muerte

Ay, ay corazón por qué no amas

El día en que a mi me maten
Que sea de cinco balazos
Y estar cerquita de ti
Para morir en tus brazos

Ay, ay corazón por qué no amas

Por caja quiero un sarape
Por cruz mis dobles cananas
Y escriban sobre mi tumba
Mi último adiós con mil balas

Ay, ay, corazón por qué no amas